Recomendaciones para Sesiones Fotográficas

 

Consejos para Sesiones Fotográficas

Antes de realizar una sesión fotográfica profesional, es bueno tener en cuenta toda una serie de sugerencias que redundarán en el buen funcionamiento y resultado de la sesión:

 

Si contratas a un fotógrafo profesional es para conseguir las mejores imagenes posibles, por eso es importante ir a la sesión después de haber descansado las horas oportunas, evitando ojeras y otras marcas de cansancio. 

 

Pelo, uñas (de manos i pies), maquillaje, todo ha de estar cuidado al máximo. Siempre será mejor un buen original que un buen retoque! 

 

Las tensiones y malos rollos se quedan en casa, a una sesión fotográfica se va a pasarlo bien, a disfrutar y a liberar la versión más seductora de uno mismo!

 

Si se ha de buscar a un acompañante, es fundamental escoger a alguien con quien se esté cómodo, que no presione, ni afecte a los nervios o al humor.

 

Es muy aconsejable llevar diferentes vestuarios. Aquella ropa con la que uno se siente más cómodo, la que deseamos que aparezca en las fotografías, o la escogida por una u otra razón. No hay que dudar en llevar ropa de más, contando siempre con piezas claras, oscuras, piezas que aporten diferentes combinaciones... así como aquellos complementos que se crean oportunos.

 

Como no puede ser de otra manera, es muy importante ser puntuales, ya que el tiempo de la sesión pasa muy rápido y hay que aprovecharlo al máximo.

 

Regala fotografía

Consejos para la realización de Sesiones con Bebés o Recién Nacidos

 

Sin ninguna duda, lo más importante es el confort del bebé. La tranquilidad allá donde se realice la sesión ha de ser total, para conseguir su máxima comodidad. Por eso será importante que los padres tengáis preparados aquellos elementos necesarios para que vuestro bebé se sienta seguro y relajado.

 

Muchas veces, sobre todo si hablamos de recién nacidos, lo mejor es celebrar la sesión en el propio domicilio familiar, todo y que si se desea también se pueden celebrar en un plató.

 

Por parte de los adultos que participen en la sesión, lo más importante será la paciencia. A veces, conseguir obtener la imagen en el momento adecuado es un duro y largo trabajo.

 

Será básico elegir un horario adecuado para la sesión con un bebé, que haya dormido sus horas ayudará a que esté más receptivo y con ganas de reir y jugar. Lo mismo pasa con los horarios de sus comidas.

 

Además de diferentes conjuntos de ropa, para hacer las sesiones más personalizadas, es interesante que traigáis todos aquellos elementos que queráis que aparezcan con vuestro bebé: juguetes, disfraces, peluches, mantas, cochecitos... tantos como queráis; que le sean familiares al bebé y que tengan algún valor para la familia. Tampoco hay que descartar elementos que queden claramente fuera de contexto, un bebé mirando por un catalejo puede ser una imagen divertida! Ah! I no hay que olvidar el vestuario de todos los que vayan a salir en las fotos!

 

Evidentemente, informarse y documentarse, y aportar todas aquellas ideas que se quiera, o solicitar hacer alguna foto como alguna otra que habéis visto anteriormente.