Recomendaciones para Sesiones Fotográficas

 

Antes de realizar una sesión fotográfica profesional, es bueno tener en cuenta toda una serie de sugerencias que redundarán en el buen funcionamiento y resultado de la sesión:

 

Si contratas a un fotógrafo profesional es para conseguir las mejores imagenes posibles, por eso es importante ir a la sesión después de haber descansado las horas oportunas, evitando ojeras y otras marcas de cansancio. 

 

Pelo, uñas (de manos i pies), maquillaje, todo ha de estar cuidado al máximo. Siempre será mejor un buen original que un buen retoque! 

 

Las tensiones y malos rollos se quedan en casa, a una sesión fotográfica se va a pasarlo bien, a disfrutar y a liberar la versión más seductora de uno mismo!

 

Si se ha de buscar a un acompañante, es fundamental escoger a alguien con quien se esté cómodo, que no presione, ni afecte a los nervios o al humor.

 

Es muy aconsejable llevar diferentes vestuarios. Aquella ropa con la que uno se siente más cómodo, la que deseamos que aparezca en las fotografías, o la escogida por una u otra razón. No hay que dudar en llevar ropa de más, contando siempre con piezas claras, oscuras, piezas que aporten diferentes combinaciones... así como aquellos complementos que se crean oportunos.

 

Como no puede ser de otra manera, es muy importante ser puntuales, ya que el tiempo de la sesión pasa muy rápido y hay que aprovecharlo al máximo.

 

Consejos para Sesiones Fotográficas

Regala fotografía

Consejos para la realización de Sesiones con Embarazadas

 

Las sesiones fotográficas premamá hay que plantearlas siempre con tiempo. Un buen momento para realizar la sesión está entre el séptimo y octavo mes de embarazo, que es cuando la barriga es mas notoria, todo y que se puede llevar a cabo en cualquier momento en que lo desees y te encuentres bien. Pese a todo, no recomendamos hacer una sesión en las últimas semanas, el cansancio, la retención de líquidos y la incomodidad en el movimiento, hacen que no acostumbren a gustar tanto los resultados.

 

Evidentemente hay que dejar atrás las preocupaciones sobre que no te ves bien. Evidentemente tu cuerpo ha sufrido muchos cambios, y éstos te han de hacer sentir muy especial. Deja a un lado las manías, seguro que estás fantástica!

 

La sesión de embarazo se puede realizar sola, pero también con tu pareja i/o hijos, si es que tienes. Estar con las personas queridas también la hará especial, pero ningún fotógrafo dejará de hacerte fotos a ti y a tu barriga!

 

Documéntate, busca referencias y explica tus ideas. Lleva contigo todos aquellos elementos que quieras que aparezcan en las fotos: zapatos de bebé, baberos, muñecos, juguetes, telas, pinturas... cualquier cosa que haga más única y personal esta experiencia. Las fotografías son para siempre y, por tanto, es importante que te sientas bien representada.

 

Por último, trata que tu estado de ánimo sea bueno el día de la sesión, estar tranquila y de buen humor ayudará a un mejor resultado.