Recomendaciones para Sesiones Fotográficas

 

Antes de realizar una sesión fotográfica profesional, es bueno tener en cuenta toda una serie de sugerencias que redundarán en el buen funcionamiento y resultado de la sesión:

 

Si contratas a un fotógrafo profesional es para conseguir las mejores imagenes posibles, por eso es importante ir a la sesión después de haber descansado las horas oportunas, evitando ojeras y otras marcas de cansancio. 

 

Pelo, uñas (de manos i pies), maquillaje, todo ha de estar cuidado al máximo. Siempre será mejor un buen original que un buen retoque! 

 

Las tensiones y malos rollos se quedan en casa, a una sesión fotográfica se va a pasarlo bien, a disfrutar y a liberar la versión más seductora de uno mismo!

 

Si se ha de buscar a un acompañante, es fundamental escoger a alguien con quien se esté cómodo, que no presione, ni afecte a los nervios o al humor.

 

Es muy aconsejable llevar diferentes vestuarios. Aquella ropa con la que uno se siente más cómodo, la que deseamos que aparezca en las fotografías, o la escogida por una u otra razón. No hay que dudar en llevar ropa de más, contando siempre con piezas claras, oscuras, piezas que aporten diferentes combinaciones... así como aquellos complementos que se crean oportunos.

 

Como no puede ser de otra manera, es muy importante ser puntuales, ya que el tiempo de la sesión pasa muy rápido y hay que aprovecharlo al máximo.

 

Regala fotografía

Consejos para Sesiones Fotográficas

Consejos para la realización de Sesiones con Niños y Niñas

 

Las diferentes edades en que puede realizarse una sesión fotográfica con niños puede hacer variar el planteamiento de los objetivos, pero siempre será importante hacer partícipe al protagonista en la preparación de la sesión, aportando ideas, escogiendo el vestuario o decidiendo algunos de los elementos con los que quiera ser fotografiado.

 

Para hacer las sesiones más personalizadas, y que todas las fotos no sean iguales, se ha de cargar con diversos vestuarios, así como complementos, o elementos que representen a la persona, o a la familia. Y por supuesto, cualquier elemento que os haga gracia o ilusión que salga en las fotos.

 

Por parte de los adultos que participen o acompañen durante la sesión, es básico cargarse de paciencia. La tranquilidad y el buen rollo ayudarán mucho a potenciar una mayor participación delante de la cámara.

 

Como siempre, es bueno informarse y documentarse, y aportar todas aquellas ideas que se tengan o solicitar la realización de alguna fotografía similar a otra que hemos visto anteriormente.

 

Por último, hay que cuidar que el estado de ánimo sea bueno el día de la sesión, la tranquilidad y el buen humor son puntos de partida necesarios para obtener un mejor resultado.